Consejos para construir un equipo más fuerte y bien organizado

Más y más a menudo, se espera que los empleados contribuyan a la realización y el éxito de sus equipos de trabajo. Si bien suena muy fácil sobre el papel, no es tan sencillo el trabajo en equipo, ya que a menudo los miembros del equipo tienen diferentes estilos, actitud, compromiso y ética de trabajo. Si usted es un miembro del equipo de trabajo, supervisa, gestiona o dirige un equipo, lea  estos consejos y sugerencias que harán más fácil que los miembros del equipo contribuyan de manera más productiva a sus equipos, y disminuyan los problemas entre los miembros del mismo.

A menudo, los equipos se atascan en culpar a los miembros cuando las cosas van mal. Como miembro del equipo puede hacer dos cosas para acabar con este comportamiento. En primer lugar, elimine frases destructivas. “Eso no funciona aquí, ya hemos probado, la empresa nunca estará de acuerdo.” Sustituir culpar y señalar con el dedo por un enfoque basado en la solución de problemas, o la prevención de estos. En segundo lugar, si otros miembros del equipo entran en el ciclo de culpar, intervenir y “convertir” la conversación hacia un enfoque constructivo. Por ejemplo, aquí hay una buena frase: “Ok, tal vez podríamos ahorrar algún tiempo aquí para tratar de garantizar que el problema no vuelva a suceder, así que ¿qué podemos hacer para evitar que la próxima vez pase lo mismo.

Hay una diferencia entre el interés y compromiso. Cuando usted está interesado en hacer algo, lo hace sólo cuando las circunstancias lo permitan. Cuando usted está comprometido a hacer algo, no aceptan excusas, sólo resultados. 

En los equipos de hoy en día en las , ganarse el respeto y la cooperación de los colegas y miembros del personal es fundamental si queremos que la gente nos ayude a hacer las cosas. Es necesario crear un equipo fuerte, bien organizado y fomentar un ambiente de cooperación para llevar a cabo proyectos complejos y críticos.

1. Considere la misión del grupo al seleccionar un equipo. Elegir los miembros del equipo que tienen capacidades de desempeño que son las más adecuados para la tarea. No elegirlos sobre la base de las relaciones existentes.

2. Reunir un equipo diverso. Limitar el grupo a las personas con intereses y habilidades similares limitará el resultado final. Si es necesario, pedir apoyo de diversas partes de la organización, y a los miembros de los equipos de estos departamentos.

3. Identificar los puntos fuertes de los miembros de su equipo. Pida a los miembros las tareas que les resulten más adecuadas para llevar a cabo en el proyecto. De esta manera, cuando usted delega tareas usted sabrá que los miembros están mejor equipados, y están más impaciente, para realizarlas.

4. Sea claro sobre las responsabilidades de cada miembro. Los buenos equipos tienen talentos complementarios. Cada persona tiene sus puntos fuertes para aportar al esfuerzo del equipo. Todos los miembros deben entender lo que se espera de ellos y qué papel jugarán.

5. Foco, foco, foco. Si se mantiene la unidad y se apunta en la dirección correcta, los miembros tienen un sentido claro de dirección. Usted no necesitará comunicar la visión de su equipo cada día y lo utilizan como una guía de comportamiento.

6. Que todos los miembros sean responsables de los resultados del equipo. Cuando el equipo tiene éxito, pueden compartir la gloria, cuando el equipo no alcanza el éxito, sus miembros deben compartir las consecuencias.

7. Cuando alguien hace algo bien, debe reconocérsele. Usted hará dos personas felices. Haga que los miembros del equipo piensen que son parte de un grupo de éxito. Que piensen que el equipo está formado por ganadores y que si no lo fuesen no estaría ahí..

8. Ganarse el respeto de los miembros. La gente sigue a un líder de su confianza y respeto. Para llevar a cabo sus promesas. Si usted dice que hará algo, quieren saber que pueden contar con su palabra.

9. Tenga comentarios acerca de cómo mejorar el rendimiento del equipo. Los nuevos miembros a menudo pueden ver las cosas con más claridad que los antigüos. Incluso si usted no está de acuerdo con las sugerencias, hágales saber que usted se alegra de escuchar sus ideas.

El ingrediente más importante en la fórmula del éxito es saber cómo llevarse bien con la gente. No se una a un público fácil, o no crecerá. Ir a donde las expectativas y las exigencias son altas. Los pocos que lo hacen son la envidia de los muchos que sólo miran.

Autor: David Wee David Wee